“Le Voyage d’un Papillon” en la frontera

El giro de la tierra y el destino llevó a Milagros, alma máter de Le Voyage d’un Papillon, desde la caótica Lima a la pequeña ciudad belga de Arlon. Esta arquitecta, con un alma artista de circo, se une hoy a los Amigos Caminantes para explicar cómo es la vida en una frontera, la que tiene al alcance de la mano la mezcla pura de mundo que supone poder saltar de Bélgica a Francia, Alemania, Holanda o Luxemburgo. Si aún no la conocéis, visitad su blog, un espacio donde seguir su periplo vital, compartir sus emociones y conocer sus destinos. Y, por supuesto, disfrutad de su visión de la vida en una frontera!

MI VIDA EN UNA FRONTERA

Muchos me preguntan ¿cómo es vivir en una frontera? Bueno, no es la típica frontera que tenemos idealizado o lo que conocemos en Latinoamérica, con militares y policías controlando el pase. En toda la zona Schengen, el pase es libre y las distancias hacia otros países son cortas.

La vida me llevó a vivir en la ciudad de Arlon, una ciudad estratégicamente ubicada para no parar de viajar. Es una de las ciudades más importantes de la región Valonia. Yo la llamo la vedette de las fronteras. Está ubicada a 20 minutos de Luxemburgo, a una hora de Alemania, 30 minutos de Francia y 1h 30 minutos de la ciudad de Maastricht en Holanda

Abadia de ORVAL

La ciudad de Lieja.

Recorrer Bélgica es muy fácil y altamente recomendado. Bélgica es mucho más que Bruselas y las típicas ciudades conocidas por los turistas. Desde mi base de Arlon, he recorrido una gran parte de la zona Valonia donde tenemos grandes ciudades. Lieja, la ciudad universitaria. Han-Sur-Lesse, donde podrás admirar su increíble ruta de cuevas con estalactitas y caminar por sus grandes campos verdes. La importante ciudad de Bastogna, protagonista de una de las batallas más importantes de la Segunda Guerra Mundial (la Batalla de Ardenas). Su museo es increíble y la ciudad muy viva todo el tiempo. Dinant, la ciudad del Saxofón donde recorrer un día de verano a orillas del rio Mosa no tiene precio. Es imperdonable no visitar la Abadía de ORVAL, ubicada a 30 minutos de Arlon y disfrutar de un buen queso con una cerveza hecha por monjes. SPA, conocido por su circuito de Formula 1, pero la ciudad es historia a parte y merece recorrerla. Recorrer la importante Ciudadela de Namur cargada de historia y desde lo alto tener las mejores vistas de la ciudad y así sucesivamente…

Ciudad de Dinant

Valonia es una zona poco explorada por viajeros. Si eres de los que te gusta la historia, el arte, la naturaleza, esta parte debe ser conocida por ti.

Vivir en una frontera para mí es un privilegio. Encuentras gente de todo el mundo, sonidos diferentes, creencias diferentes. Es una mezcla pura del mundo en una sola ciudad que se llama Arlon.

Para mí, viajar es inspiración pura, donde lo combino perfectamente con mi trabajo que es la arquitectura y el diseño. Aprendí a viajar desde muy pequeña al lado de mi madre por todo el Perú, hemos recorrido las grandes ciudades, pero también los pueblos más escondidos del país. Desde allí, es lo que más me gusta cuando viajo, no solo contar países sino descubrirlo a paso lento, saborearlo poco a poco.

Vista a la tumba del Gigante

Bélgica ha sido un gran descubrimiento. Aunque es muy bipolar con su clima, ella siempre pero siempre te sacara una sonrisa. 🙂

¡Conoce Bélgica!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*