Rincones imprescindibles para soñar Viena en un día

Gloriosa capital del imperio austro – húngaro, Viena fue cuna de emperadores y emperatrices de la talla de María Teresa y lugar de nacimiento del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud.

Principal centro de la música en Europa, en esta ciudad vivieron algunos de los compositores clásicos más importantes , como Mozart y Strauss, y por sus calles caminaron ilustres personajes de la historia que se quedaron prendados por su belleza monumental.

Si estáis preparando una escapada y buscáis motivos para visitar Viena, os propongo un paseo por la capital austríaca para aquellos que, como yo, solo tengan unas horas para visitarla.

A Viena se puede llegar desde muchas ciudades o capitales cercanas, por lo que mi paseo comienza en Hauptbahnhof (Estación Central).

Tomando Argentinierstrasse, una vía situada en las proximidades de los magníficos jardines del Palacio Belvedere, continuamos hasta nuestra primera parada: Karlskirche.

KARLSKIRCHE (Iglesia de San Carlos Borromeo)

Esta hermosa e icónica iglesia de Viena, es conocida por su cúpula verde y las dos columnas del exterior con relieves que contienen escenas de la vida de San Carlos Borromeo.

Esta iglesia fue construida en honor a dicho santo, el cual fue arzobispo de Milán y héroe de la epidemia de peste que azotó a la ciudad italiana en 1576.

¿Y cuál es el motivo de levantar una iglesia en honor a este santo?

Durante el año 1713, una epidemia de peste azotó a la ciudad de Viena, el emperador Carlos VI prometió que, tan pronto, como la ciudad se viera libre de esta epidemia, levantaría un templo dedicado a San Carlos Borromeo.

OPERA

Exquisita fachada para un icónico edificio, ya no solo para la ciudad sino para el mundo. Y es que estamos ante una de las principales operas del panorama musical del planeta. Los colores del exterior siguen los mismos tonos que la vecina Karlskirche.

Es posible visitar su interior con una visita guiada que cuesta 9 euros. Se pueden comprobar los horarios de visita en https://www.wiener-staatsoper.at/en/your-visit/guided-tours

JOHANN STRAUSS ESTATUA en STADTPARK

Uno de sus hijos más célebres e ilustres, Viena ha honrado a Johan Strauss con una maravillosa estatua dorada en el Stadtpark (Parque de la Ciudad). Se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad y resulta un imprescindible si visitas la capital austríaca.

CATEDRAL

Una bonita catedral que me hizo recordar mucho a la iglesia de Matías en la vecina Budapest. Resulta curioso ver que en las catedrales del centro de Europa es común colocar lápidas por toda la fachada. En un reciente viaje a Cracovia, descubrí que esto se debe a qué en alguna época, durante el desarrollo de las ciudades, las plazas centrales fueron situadas cerca de la iglesia principal o catedral. Lo que anteriormente era el cementerio, pasaba a convertirse en la plaza, donde muchas veces se situaba el mercado, y por eso muchas lápidas fueron puestas en las fachadas de las iglesias.

COMER EN REINTHALER´S BEISL

Cerca de la plaza conocida como Stephansplatz, donde se encuentra la catedral, se sitúa un curioso restaurante llamado Reinthaler´s Beisl. Es toda una experiencia comer en esta típica taberna de ambiente vienés situada en Dorotheergasse. Aquí, podremos probar uno de los platos más famosos de la ciudad, el wiener schnitzel (filete de cerdo rebozado)

Saliendo de este restaurante y con la barriga llena, podremos pasear por una de las calles peatonales más bellas de Viena, conocida como Graben.

PALACIO IMPERIAL

El palacio de Hofburg ha sido, durante 600 años, la residencia de la dinastía de los Habsburgo. En este lugar, es muy recomendable visitar el museo de Sisi y los apartamentos imperiales. La entrada a ambos lugares cuesta 12,90 euros con audioguía incluída.

PARLAMENTO

El parlamento de Austria es un bello edificio de estilo griego, que si bien queda eclipsado por el parlamento de la vecina Budapest, merece la pena ser visitado, aunque solo sea por su magnífico exterior. La entrada principal es una copia de la puerta de Erecteión de la Acrópolis de Atenas

Uno de los principales puntos que observamos en su fachada principal, es la fuente presidida por Atenea (diosa griega de la sabiduría), acompañada a sus pies por 4 figuras que representan los ríos Elba, Inn, Danubio y Moldava, los más importantes del antiguo imperio austro-húngaro.

AYUNTAMIENTO

Si con esta bella construcción no fuese suficiente, tuve la suerte de visitar este lugar en diciembre cuando ya estaba montado el mercado navideño que inunda de ambiente festivo a la plaza y dota de un romanticismo y belleza extremos a este hermoso edificio consistorial.

Como habréis podido daros cuenta, Viena es mucho más que cafeterías con glamour y vals. Podremos enamorarnos al admirar el famoso cuadro de “El Beso” de Gustav Klimt, degustar el célebre “wiener schnitzel” incorporado a gastronomías cercanas, asistir a una de las óperas más famosas en el mundo o recorrer las orillas del Danubio.

Espero que hayáis disfrutado de este paseo de un día por la capital de Austria y podáis hacer este sueño realidad, recorriendo sus glamurosas calles y monumentos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*