Qué ver en Cortegana, pueblo mágico de Huelva

Vista general de Cortegana

Situada en pleno corazón de la sierra de Aracena y Picos de Aroche, en el norte de la provincia de Huelva, Cortegana presume orgullosa de su rico patrimonio cultural y de sus maravillosos paisajes. Cuando te acercas por la carretera, comienzas a maravillarte con su castillo que aparece imponente entre las montañas. Y es que este es uno de los mayores atractivos qué ver en Cortegana. Es de hecho, el castillo mejor conservado de toda la sierra.

Cuando llegué a la oficina de turismo de Cortegana, ubicada en la zona del castillo, no pude dejar de mirar los paisajes que este hermoso lugar me regalaba, un mar de nubes cubría los montes aledaños y me hacia volver a mi niñez cuando imaginaba como sería estar en las nubes e incluso fantaseaba con poder tocarlas. 

Vistas de la sierra de Aracena y picos de Aroche desde Cortegana
Vistas de la sierra de Aracena y picos de Aroche desde Cortegana
Calle Paymogo en Cortegana.
Calle Paymogo en Cortegana.

QUÉ VER EN CORTEGANA

Castillo de Cortegana

Este castillo erigido en lo alto de la colina de Cortegana forma parte de la denominada Banda Gallega, que son unas fortificaciones militares que se construyeron para proteger la tierra de Sevilla de las incursiones portuguesas. Y es que debemos recordar que acababan de reconquistarse estas tierras por parte de la Corona de Castilla de manos musulmanas. 

Su origen se cree que es del siglo XIII aunque su torre del homenaje esta fechada en el siglo XV, tiempos de los Reyes Católicos. El castillo se encontraba en un recinto completamente fortificado, protegido por murallas y con torreones de vigilancia.

Lo primero que te encuentras al entrar en el castillo es el acceso que hay en el patio para poder descender al aljibe (depósito de agua) original. Me resultó muy interesante saber que todo el mobiliario que encontramos en el interior del castillo fue donado por los habitantes del pueblo gracias a la asociación Amigos del Castillo (de la que forman parte casi todos los habitantes). Otro dato muy relevante sobre el castillo es que al pertenecer en su momento a tierras de Sevilla siguió perteneciendo durante siglos a la ciudad hispalense, no fue hasta el año 2006 cuando la ciudad de Sevilla lo devuelve al pueblo de Cortegana. 

Desde lo alto de la torre se tienen unas vistas increíbles del pueblo y de todos sus alrededores.

Castillo de Cortegana

Ermita de la Piedad

Dentro del recinto fortificado del castillo, en lo alto del pueblo de Cortegana, encontramos la ermita de la Piedad. Aquí se encuentra como no podía ser de otra forma la virgen de la Piedad, a la cual tienen gran devoción los habitantes. El origen de esta ermita se remonta al siglo XIII, como ermita de repoblación cristiana una vez que se ganaron las guerras contra los musulmanes. Se sabe que fue la primera parroquia de la población.

Nuestra Señora de la Piedad en Cortegana
Nuestra Señora de la Piedad.

Iglesia del Divino Salvador

Ubicada en el centro de la población, es la iglesia que destaca desde casi cualquier punto de Cortegana. Fue construida en la plaza homónima , ya que era el punto intermedio entre los dos barrios existentes en Cortegana en la época de su construcción: Fuente Vieja y Chanza.

De su origen mudéjar ya sólo se conserva la Portada del Perdón que encontramos en su fachada principal. En el exterior, puedes apreciar símbolos en las piedras que los canteros dejaban a forma de firma. Aparecen letras que se presumen sean las iniciales de sus nombres para marcar ese trabajo suyo o como artistas que eran, dejar su sello con el paso del tiempo.

Al entrar, pronto nos llamará la atención su retablo dorado de gran belleza que corona la parte del altar. Gracias a que me acompañaba María José, la técnica de turismo de la localidad, pude darme cuenta de unos detalles que a primera vista pasarían desapercibidos. En las capillas laterales, más concretamente en sus suelos, podremos encontrar unas curiosas caras labradas en las piedras. No dejéis de buscarlas porque es algo realmente impresionante. 

Iglesia del Divino Salvador presidiendo la vista.
Cara oculta en la iglesia de Cortegana
Interior de la iglesia Divino Salvador en Cortegana

Gran Casino y Nuevo Casino

En los últimos años, se ha empezado a decorar el empedrado de las calles del centro de Cortegana con mosaicos artísticos ante las puertas, verdaderas obras de arte, y que engalanan la mayor parte del casco histórico de la población. Muchos de ellos simbolizan cosas importantes para la persona que allí vive. Es algo muy curioso y de hecho se ha creado una ruta de los mosaicos para poder verlos todos.

Mientras buscas estos mosaicos, te recomiendo abrir bien los ojos y fijarte en las bonitas construcciones del centro de Cortegana. Entre numerosas casas señoriales, te van a sorprender dos casinos de sociedad conocidos como Gran Casino y Nuevo Casino. Puedes entrar a ambos y disfrutar de sus glamurosos salones, tomarte un café y ver a los más veteranos de Cortegana jugar a las cartas. Y es que después de un siglo todavía siguen siendo el punto de reunión de muchos habitantes. Otra construcción que no deja indiferente es la Casa Estrada con una fachada imponente. De marcado estilo mudéjar, llama la atención tanto su fachada principal como la trasera, ubicadas en diferentes calles.

Fachada del Gran Casino de Cortegana
Fachada del Gran Casino de Cortegana.
Sociedad Gran Casino de Cortegana
Sociedad Gran Casino de Cortegana
Casa Estrada en Cortegana.
Fachada trasera de la casa Estrada.

Belén Napolitano en la ermita de San Sebastián.

Si vienes haciendo la ruta de los mosaicos, en la parte trasera de la ermita de San Sebastián, no debes dejar de ver uno muy impactante que recoge todos los monumentos de Cortegana y que para mí fue mi favorito.

La ermita, conocida por todos como «El Santo» se comenzó a construir a finales del siglo XIV o principios del XV. Consta de una sola nave dividida en cuatro tramos y su exterior es muy sobrio.

La gran razón de que esta ermita sea una visita imprescindible es que alberga un verdadero Belén Napolitano compuesto por piezas originales, algunas fechadas a finales del siglo XVIII, originarias del mismo Nápoles.

Entre sus escenas pueden admirarse algunas habituales en este tipo de belenes, como el pesebre, el pastor durmiente, y otras relacionadas con Cortegana como la tienda de productos del cerdo ibérico o los ejemplares de la tradicional cerámica de cuchara. Debemos esta joya al conocido en el pueblo como Paco Amores, fue él quien donó este belén que fue coleccionando a lo largo de su vida. Te quedarás, al igual que yo, boquiabierto al tenerlo delante.

Belén Napolitano en la ermita de san Sebastián en Cortegana.
Ermita de san Sebastián, iglesia de Divino Salvador y castillo perfectamente alineados.

Casa Mudéjar

Junto al nacimiento del río Chanza en Cortegana, se encuentra un tesoro arquitectónico anclado en el siglo XV que nos muestra como era el modo de vida en época mudéjar. Se trata de una pequeña vivienda construida en el siglo XV y que permaneció habitada hasta los años noventa del siglo pasado. Es esta una vivienda muy humilde que consta de tres espacios que subdividen la vivienda según la distribución tradicional.

Toda la vivienda conserva el suelo original de albero en todas las estancias y parte de la antigua techumbre. Los diversos elementos que decoran  las estancias han sido donados por vecinos del pueblo y simulan los que utilizaron hace quinientos años sus primeros inquilinos. 

Casa Mudéjar de Cortegana

Fuente del Chanza o Nacimiento del río Chanza

Afluente del famoso Guadiana, el río Chanza nace en Cortegana a partir de dos chorros de agua. A lo largo de su curso, delimita la frontera de España con Portugal en la zona del Andévalo, dónde os recomiendo visitar Paymogo .

La fuente labrada en caliza grisácea está datada del año 1883 (según aparece marcado en su parte frontal). En este mismo complejo, encontramos un abrevadero para el ganado de la misma época y unos lavaderos.

Nacimiento del río Chanza en Cortegana.

Plaza de Toros y Mirador de Santa Bárbara

Cortegana presume de tener una de las plazas de toros más antiguas de España. Construida en el año 1854, en el barrio de Peñalta, se ubica al frente del cerro del castillo por lo que las vistas desde esta zona son inmejorables. Un poco más arriba, encontramos el que para mí es el mirador con las mejores vistas de todo Cortegana, el mirador de Santa Bárbara.

Si te sientas en el banco habilitado en este mirador, disfrutarás de la paz y tranquilidad que transmiten este pueblo. De tejados naranjas y paredes blancas infinitas, sólo interrumpidas por el ladrillo rojizo de la iglesia del Divino Salvador, Cortegana está coronada por su imponente castillo que luce majestuoso en lo alto de la colina.

Mirador de Santa Barbara de Cortegana.
plaza de toros de Cortegana.

Mirador de Avenida de las Minas

Muy próximo al mirador de Santa Bárbara y la plaza de toros, continuando por la avenida de las Minas encontramos una zona ajardinada con vistas impactantes de Cortegana, desde una perspectiva diferente pero igualmente imponente.
Mirador de la avenida de las minas en Cortegana

Cortegana forma parte de los  Pueblos Mágicos de España y fue este el hecho que me llevó hasta ahí. Pretendiendo encontrar la magia en Cortegana, siento que he encontrado mucho más que magia. Descubrí la hospitalidad y la amabilidad de su gente en la figura de María José, la cual no dudó en mostrarme todos los recovecos de su amado pueblo y contarme montones de curiosidades. Cortegana es mágica y te aconsejo visitarla cuanto antes. Y, por supuesto, acercarte a su oficina de turismo para no perderte detalle y visitar la página de Turismo de Cortegana.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*